viernes, 5 de diciembre de 2014

Peligros en las redes WIFI públicas

peligros en wifi publicas

Desde hace un tiempo, para los usuarios de Smartphones y demás dispositivos móviles y debido a los altos costos de los paquetes de datos que se tienen en México, es una práctica de lo más común estar buscando redes WIFI a las que podamos accesar para poder seguir conectados al mundo.

Pero hablando con amigos, familiares y conocidos que no tienen nada que ver con el mundo de la tecnología, me he dado cuenta de que la mayoría de las personas no tienen conciencia de los riesgos  que se corren al conectarse a una red WIFI pública.

El peligro reside, principalmente, en que no sabemos quién está conectado a la misma red que nosotros, ni las intenciones que estas personas puedan tener, esto sumado a que las redes WIFI públicas suelen carecer de seguridad. Para intentar darles un panorama un poco más claro, les explico lo siguiente.

Antes que nada, debo decir que existen muchas herramientas informáticas, que usadas por personas con un entrenamiento y conocimiento adecuado de las mismas, son capaces de interceptar  la información que viaja a través de una red y hacer con ella lo que les plazca;  cabe mencionar, que esto no es costoso (incluso la mayoría de las herramientas son gratuitas), ni excesivamente difícil de hacer, por lo que hay un número considerable de personas que podrían manipular este tipo de herramientas.

Ahora imaginemos el siguiente escenario, estamos paseando por un centro comercial un domingo por la tarde, nos conectamos al WIFI gratuito que nos brinda la plaza, pero no somos los únicos que estamos conectados, por la afluencia de clientes a esa hora del día, por lo menos hay otras 50 personas conectadas a la misma red que nosotros, pero entre ellas se encuentra un ciber criminal que está interceptando toda la información que está fluyendo en la red, como conversaciones de whatsapp, contraseñas, fotografías, páginas que visitamos, números de cuentas bancarias y datos de tarjetas de crédito.

Ahora pueden ver un poco más claro el peligro, pero les daré un ejemplo más de algo que podría pasar. Muchas empresas se empiezan a preocupar por este tema, y empiezan a poner seguridad en sus redes, para aminorar o hacer el trabajo de los ciber criminales más difícil, pero esto no los detiene. Volvamos a imaginar que estamos en el centro comercial, al intentarnos conectar a la red WIFI nos damos cuenta de que hay dos redes que podemos tomar, una que se llama CENTROCOMERCIALWIFI y otra que se llama CENTROCOMERCIALWIFI2, la segunda con mucho mejor señal que la primera. Lo que la mayoría de los usuarios haríamos es conectarnos a CENTROCOMERCIALWIFI2, pero lo que no sabemos, es que en realidad ésta red no nos las está dando el centro comercial, sino un ciber criminal, que creó su propia red usando un nombre que no levante sospechas y así atraer a sus víctimas, una vez conectados a ella, corremos el mismo riesgo que en el primer escenario que describimos.

Imagino lo que están pensando, ¿Entonces qué es lo que debemos hacer?, ¿Debemos dejar de usar redes WIFI públicas? Pues la respuesta es que se debe tener mucho cuidado con lo que se hace en las redes públicas, no pasa nada si lees un periódico o consultas la cartelera del cine, pero debemos evitar  realizar operaciones financieras o exponer nuestras contraseñas en este tipo de redes.

Existe también una forma de navegar seguros en cualquier red, esto con el uso de una tecnología llamada VPN, que a grandes rasgos, lo que hace meter tus datos en un “túnel” virtual protegido con seguridad y encriptación, para evitar ser vistos hasta llegar al destino.

 Revisando un poco me encontré con algunas VPN que permiten su uso de forma gratuita como CyberGhost, TunnelBear o Hideman, pero que limitan la navegación, ya sea a un tope de consumo de datos (500MB al mes) y otra (la que mejor me funcionó, Hideman) a 5 horas de navegación por VPN a la semana. También existen opciones de paga; de las que pude probar, la que más me gustó por su simplicidad y facilidad de uso, fue Avast SecureLine VPN, que te da un periodo de prueba de 7 días, y después se debe pagar una cuota mensual de 33 pesos al mes.

Hasta aquí el blog de hoy, esperando que la información les pueda ser útil y puedan tener más claro los riesgos que se corren al navegar en redes públicas, compartan la información con sus amigos y familiares, gracias por leerme y nos vemos en la próxima.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario