miércoles, 12 de octubre de 2016

¿Qué falló en el Note 7?


Como ya les había contado, Samsung estaba en problemas, porque el  Galaxy Note 7 estaba explotando, y que habían lanzado un plan para cambiar los equipos que se habían vendido y sustituirlos por unos nuevos que en teoría no presentarían el problema. Después de empezar con el reemplazo de los equipos se empezaron a reportar nuevos episodios de la falla, ahora con los nuevos, lo que llevó a la empresa primero a parar la venta y ayer anunciando que suspenden definitivamente la producción y piensan seriamente en matar la línea Note, a causa del daño causado en la reputación.


Después de conocer la noticia y a lo largo de este caso, he tenido algunas charlas de lo que pudo haber sucedido, teorías que van desde un sabotaje interno, materiales defectuosos o errores de diseño. Hoy les contaré lo que yo creo que pasó.



Empezaba el año 2007 y un joven y ambicioso George, recién graduado de la universidad emigraba a Tijuana en busca de oportunidades de trabajo, con la idea de levantar billetes con una pala, por la prosperidad de la que se habla existe en la frontera.


Tres meses después de haber llegado a una ciudad desconocida para mí, un par de trabajos con poca duración y viendo el fin de los pocos ahorros con los que contaba, acabé trabajando para Samsung, en la fábrica de Televisores que tiene la marca Coreana en la ciudad, en el área de control de materiales, específicamente en un almacén de componentes electrónicos y conectores de los Televisores.


En un principio, mi trabajo consistía en recibir en almacén los materiales comprados, contar, identificar y ordenar, lo que me daba acceso a gran parte de la planta, almacenes, líneas de producción, áreas de control de calidad, por lo que pude darme una idea muy amplia del funcionamiento del proceso de producción.


Tengo que hablar del área que conocí bien, que es el control de materiales. Al recibir los materiales no existe un área que se encargue de validar que estos tengan un funcionamiento correcto, por lo que resultaría muy fácil que un lote de material en mal estado llegue a la línea de producción y sea ensamblado en el producto.


Una vez que se termina una fase de la producción, se realizan pruebas, que se limitan al buen ensamblaje y buen funcionamiento de los elementos, pero no se realizan pruebas de estrés, o de trabajo en condiciones límite que puede tener en la vida real, y es entendible, pues la producción es de miles de piezas por día.


Estas pruebas las realizan personas encargadas del control de calidad, que según mi experiencia son personas que no tienen conocimientos tecnológicos suficientes para detectar fallos fuera de los que entrenan, por lo general, son elementos que destacaron en la línea de producción y son ascendidos, obreros con un entrenamiento en el uso de herramientas específicas para realizar las pruebas.


Esto me lleva a inclinarme por la teoría de los insumos defectuosos, pues antes de llegar a la línea de producción, el equipo ya tuvo que haber pasado todas las pruebas de diseño, rendimiento y fabricación realizadas por los verdaderos expertos, pero no pueden controlar la calidad de los materiales se adquieren.


Todo lo descrito anteriormente es en la fabricación de Televisores, y desconozco la metodología en la fabricación de SmartPhones, que no debe ser muy diferente, pues  en la época en que trabajé para esa empresa, se probó con una  nave de fabricación de celulares en la misma planta, que no funcionó  por razones que tal vez algún día les cuente.

Hasta aquí la entrada de hoy, comparte con todos tus amigos para que la comunidad siga creciendo. Si quieres enterarte de nuevos artículos en De Tecnología y más, regálame un Me Gusta en botón de Facebook que te dejaré abajo. También puedes seguirme en Twitter como @el_george__ o como @OficialDtym. Gracias por leerme, Soy George Maldonado, hasta la próxima.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario