jueves, 14 de diciembre de 2017

Bitcoin



El Bitcoin es una moneda virtual, concebida como una forma de intercambio monetario sin necesidad de un intermediario, desarrollada a partir de la idea de Satoshi Nakamoto (quien hasta el año pasado nadie sabía quién era), en la que planteaba un sistema de intercambio de dinero P2P, como un Ares para intercambiar dinero en vez de música, y que este dinero fuera una moneda virtual que no tenga el respaldo de ningún gobierno o banco central.

Para entender el concepto, debemos remontarnos a los inicios del intercambio comercial, donde se intercambiaban mercancías (trueque), evolucionando a la compra-venta de productos o servicios utilizando metales preciosos como unidad de cambio, mismos que obtenían su valor por la rareza de los mismos.

El uso de metales preciosos evolucionó al uso de la moneda (el dinero), cuando algunas entidades, en primeras instancias reyes, acapararon los metales preciosos, y empezaron a acuñar monedas, que representaban una especie de vale por oro, que se empezó a utilizar como método de pago.

El papel que jugaban los reyes, se ha ido trasladando hasta la actualidad a los gobiernos y Bancos Centrales, y consiste en generar la confianza y las reglas de que el dinero que expiden, sea único, y que es respaldado por sus riquezas, utilizando mecanismos para que nadie pueda recrearlos e introducir a la circulación moneda sin valor o falsa.

El Bitcoin viene a romper el paradigma de la institución intermediaria entre el emisor y receptor del dinero, y poder realizar una transacción entre dos personas directamente, cómo se hacía en el inicio de los tiempos con el trueque. Esto trae por supuesto el problema del doble gasto, o cómo es posible que alguien no pague dos cosas con la misma moneda virtual, y esa es la revolución real del Bitcoin.

Cada que se realiza una transacción en Bitcoins, se registra la misma en una base de datos descentralizada, llamada Blockchane, que tiene como característica, que se guarda una copia de esta base de datos en cada uno de los nodos o equipos que son parte de la red de Bitcoins (Decenas de miles de nodos) cada 10 minutos, logrando con esto, que esta base de datos sea incorruptible (pues se debería manipular todos los nodos en menos de 10 minutos) y brinde la confianza de que no habrá un doble gasto.

Con esto, la fortaleza del Bitcoin radica en la confianza de una red de usuarios y no en la fortaleza de una institución, y hace que cada día sea más atractiva para los grandes capitales. El precio se mueve de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda, ya que el número de Bitcoins es limitado (16,740,112), y casi nadie quiere vender por la constante alza en su cotización, al momento que escribo esto, un Bitcoin cuesta 302,341 pesos mexicanos (unos 16,900 dólares).

Muchos economistas aseguran que es una burbuja económica muy peligrosa que puede romperse y traer consigo grandes pérdidas de dinero, muchos otros creen que el Bitcoin llegó para quedarse y cambiar la forma en que conocemos el dinero.


Hasta aquí al entrada de hoy, puedes seguirme en Twitter como @el_george__ o como @OficialDtym. Gracias por leerme, Soy George Maldonado, hasta la próxima.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario